Nutricionistas analizan bases científicas para abordar el tratamiento de pacientes oncológicos

Durante la I Jornada de Nutrición Oncológica, organizada por el Departamento de Nutrición de la Universidad de Atacama, expertos presentaron aspectos científicos y clínicos del apoyo que pueden brindar en el abordaje de pacientes que padecen cáncer.

Analizar desde una mirada científica la nutrición oncológica, fue el objetivo de la jornada llevada a cabo el pasado viernes por el Departamento de Nutrición y Dietética de la Universidad de Atacama, actividad que contó con una amplia convocatoria, en su mayoría estudiantes y académicos de la Carrera.

“Es muy necesario que nosotros como Departamento nos hagamos cargo de trabajar esto como línea de investigación. Desde nuestra mirada, desde nuestra disciplina, analizar la cantidad de terapias que existen para tratar el cáncer y también desde la prevención, de promover factores preventivos (en lo nutricional). Es importante saber cómo a través de una alimentación adecuada, una alimentación mucho más específica, logramos mejorar las condiciones de vida de las personas con cáncer” explicó la Directora del Departamento de Nutrición y Dietética respecto a esta jornada.

El Académico y coordinador de la actividad, el Nutricionista Julio Pérez explicó respecto a la jornada que se busca incorporar una mayor participación y preparación de los nutricionistas en el abordaje del paciente oncológico, agregando además que “esperamos en los próximos años continuar con estos mismos temas para ir ampliando y actualizando, lo que es muy necesario para mejorar aún más la calidad de nuestra profesión y profundizar estos estudios, que el mundo nutricional mantenga una base científica”.

MEJORAR CALIDAD DE VIDA

Para compartir su experiencia en el tratamiento nutricional de los pacientes con cáncer, la Nutricionista de la Clínica Santa María, Paula Huanca expuso a los asistentes, destacando en su presentación que “nosotros partimos con los pacientes haciendo screening y detectando el riesgo nutricional, porque independientemente de su situación previa, si el paciente está desnutrido ya, ha perdido peso o está obeso, ese paciente puede mejorar su calidad de vida y puede disminuir los costos asociados a las enfermedades durante el tratamiento”, señaló la profesional.

Respecto al aporte de esta área del conocimiento a la salud de los pacientes oncológicos, explicó que “es necesario partir con procesos muy estructurados, con modelos de trabajo profesionalizados en el quehacer del Nutricionista, que tienen que ver con instalar los procesos de atención, screening, evaluación, diagnóstico e intervención nutricional permanente, y aclarar muchas veces las dudas que se generan. Y es que existen múltiples mitos en relación a lo que es seguro para nuestros pacientes y lo que no”.

DESMITIFICAR CREENCIAS 

Al respecto, la profesional destacó que es importante desmitificar las creencias respecto a las supuestas propiedades curativas de los alimentos para personas con cáncer, las cuales incluso han llevado a pacientes a dejar sus tratamientos convencionales con quimioterapia y radioterapia. “Te sorprendería lo que los pacientes hacen; tengo pacientes que comen pasto, porque alguien les ha dicho que eso es adecuado para el cáncer, hemos tenido pacientes que hacen siembras de gusanos, otros de alacrán, otros que hacen dietas alcalinas o dietas sin gluten. En ese sentido hay mucha desinformación, por eso son importantes estas ocasiones en que uno puede compartir con los demás colegas, la información que se le debe entregar al paciente, lo que resulta fundamental” indicó la expositora.

Por su parte, el Director de Investigación de la UDA, Dr. César Echeverría, quien expuso – de acuerdo a su línea de estudio- una presentación sobres las bases moleculares del cáncer, destacó que “los cambios que ha tenido la gente en los últimos 20 años, sobre todo en los hábitos de tabaco y de alcohol, han hecho que hayan disminuido las muertes por cáncer en el mundo en un 15 por ciento, lo que también está asociado a las dietas equilibradas, Y es que manteniendo una dieta equilibrada y haciendo deporte o ejercicio, entre otros factores se logra mejorar la calidad de vida de las personas y disminuyen las probabilidades de generar un tumor. Pero no obstante, últimamente han aparecido terapias complementarias relacionadas con superalimentos, y claramente esto no es un mecanismo para poder revertir un proceso tumoral y mucho menos evitar que una persona tenga un tumor, eso no está fundamentado en evidencia científica, entonces estas personas, que toman estas dietas y dejan su tratamiento convencional, están elevando cinco veces la probabilidad de muerte” advirtió el científico, razón por la cual valoró la realización de esta jornada para discutir estos aspectos nutricionales desde la ciencia y el ámbito académico.

Deja un comentario

error: Content is protected !!