Restaurantes de Atacama asisten a la primera capacitación de La Nueva Carta del Menú Infantil

El SEREMI de Salud, Bastian Hermosilla Noriega,  encabezó la capacitación para participar del programa de menú saludable para los niños, iniciativa bautizada como la Nueva Carta del Menú Infantil.

Los chefs se sumaron voluntariamente al proyecto, que tuvo la primera de varias capacitaciones, que se realizaran durante el año.

“La Nueva Carta del Menú Infantil tiene como objetivo entregar información y apoyo nutricional para que los menores tengan la posibilidad de acceder a una opción de alimentación más saludable pero igual de rica y nutritiva que las ya existentes.”, señaló el SEREMI de Salud, Bastian Hermosilla Noriega.

Debemos cambiar las conductas de alimentación que son nocivas para los niños. Hagamos del placer de comer, una instancia más rica y saludable. Los padres podrán acceder también a estas pautas de alimentación, incorporando a la dieta del hogar productos más sanos.”, agregó Hermosilla.

“Sabemos que este cambio no puede ser obligatorio para los restaurantes ni para la gente. Hacemos un llamado a sumarse a este cambio cultural, pues al mismo tiempo se puede disfrutar y comer por medio de alimentos saludables. Creemos en la libertad de las personas de poder elegir por ellos mismos qué es lo mejor para su salud. Al hacer esto voluntariamente y ponerlo en sus cartas, los restaurantes también están educando a la gente sobre cómo alimentarse y les están mostrando nuevas ideas”, concluyó la Autoridad Sanitaria.

Cabe recordar que para el grupo etario de entre 2 y 5 años se recomienda un promedio de aporte energético de 1.200 y 1.350 kilocalorías, respectivamente, por lo que el almuerzo no debe superar un rango de 360 a 400 kilocalorías, para lograr una distribución adecuada de macro y micronutrientes.

Y los infantes de entre 6 y 10 años requieren un aporte de 1.500 kilocalorías para las niñas y de 1.700 kilocalorías para los niños, con un promedio de 500 kilocalorías en el almuerzo.

La malnutrición por exceso constituye un gran problema de salud pública a lo largo de todo el ciclo vital, y que comienza en la infancia. Se calcula que el 35 por ciento de los niños y de las niñas menores de seis años bajo control en el sistema público de salud presentan obesidad o sobrepeso.

En términos generales, existen acciones que favorecen patrones alimentarios saludables en la infancia, tales como:

– Planificar el horario y la distribución energética de cuatro tiempos de comidas bien establecidos en el día. De este modo, es preciso aportar 25% de las calorías diarias en el desayuno, 35% en el almuerzo, 15% en la once y el 25% en la cena. Y cada colación no debe superar el 5%.

– Favorecer el consumo de alimentos nuevos en pequeñas cantidades y repetir la oferta hasta que se logre su incorporación a la dieta habitual.

– Ofrecer alimentos en trozos pequeños para facilitar el uso del cubierto y propiciar así la independencia al comer.

– Proporcionar alimentos con diferentes texturas para reforzar habilidades masticatorias y favorecer la secreción salival.

Deja un comentario