Yanine Robledo Magnata: el liderazgo femenino desde la minería

De profesión Ingeniera en Ejecución en Metalurgia y Civil Industrial, cuenta con una vasta experiencia en minería. Fue Gerente de Operaciones en Minera Atacama Kozan y hace tres años fundó y fue la primera presidenta de  la Asociación Gremial Mujeres Líderes de Copiapó.

A su alta y estilizada figura de 1.80 de estatura, se suma su belleza natural, de mirada profunda y hermosa tonalidad de piel canela. Amable, sonriente, femenina. Yanine es apasionada al hablar de su vida y reconoce con orgullo ser regionalista. Está casada y es madre de dos hijos, Rocío de 18 años y Martín de 13.

De padres vallenarinos, proviene de una familia numerosa, siendo la menor de 7 hermanos. Nació en Copiapó, estudió en el Buen Pastor, en la Escuela Técnico Profesional, ETP y en la Universidad de Atacama. “Mi padre siempre se relacionó con la minería, en los muebles de mi casa siempre habían muestras de minerales”. Me gustaba esa área, pero no quería estudiar ingeniería, quizás porque todos me estigmatizaban a un “modelo” de los Robledo, por mis hermanos, buenos en matemáticas que estaban ya en la universidad estudiando Ingeniería. Al principio me gustaba la psicología de la enseñanza media, pero la verdad es que mi fortaleza eran los números”, revela.

¿Cómo decides estudiar ingeniería?

Quería estudiar en Santiago, en la Universidad de Chile, en esa época se hablaba de  “la computación”, era un universo desconocido y una gran oportunidad, todo un desafío, pero ese año a mi padre le detectaron cáncer y eso cambió todo mi proyecto. Yo siempre fui muy regalona de mi papá por ser la menor, él era muy querendón con los niños y decidí quedarme en Copiapó para estar cerca de él. Fue la mejor decisión que pude haber tomado en la vida, y así ingresé a la Universidad de Atacama para estudiar Ingeniería en Ejecución en Metalurgia, ya que tenía el grado Técnico de Mineralurgia del ETP.

¿Sentiste discriminación por ser mujer, al trabajar en minería?

La verdad, nunca me sentí discriminada, muy por el contrario creo que he sido muy afortunada. Cuando terminé la ingeniería en ejecución año ´94, al mes conseguí práctica de tesis en Planta Matta de ENAMI y a posterior me dieron la oportunidad de quedarme trabajando dado que justo estaban en un proyecto de Modernización en la Planta incorporando bastante tecnología, y estuve a cargo de realizar las evaluaciones de las modificaciones, teniendo la oportunidad de capacitarme en nuevos equipos  de mediciones en línea algo muy innovador para esos años en la Minería. Estuve 8 años en ENAMI y,   tengo mis mejores recuerdos, me dieron la oportunidad de estar y aprender en variados cargos hasta estuve de Jefe de turno, con todo lo que significaba ser joven y mujer en Minería a cargo de un turno de hombres. Luego el año 2002 se escucha de un nuevo proyecto en Atacama con inversionistas Chilenos y Japoneses, S. C. Minera Atacama Kozan , postulo y la verdad con pocas esperanzas por la cultura oriental, pero con muchas ganas de ingresar ya que era la oportunidad de estar en un proyecto desde su construcción. Tuve la oportunidad, y ahí estuve creciendo a pasos agigantados en Minería, aprendiendo de hormigones , estructuras , mecánicas en fin.. yo Feliz ! y estuve 14 años en esa Minera.

¿Llegaste a ocupar un cargo de Gerente de Operaciones en una minera?

Cuando ingresé a Atacama Kozan, el año 2002, el proyecto recién estaba en fase de iniciar la construcción. Llegué a revisar la ingeniería, planos,  procedimientos etc. y con la experiencia que tenía en Planta Matta, mis aportes fueron fundamentales, y así me gané a los Japoneses. Cuando inició el proyecto quedé de Jefe de Producción Planta, luego pasé a Jefe de División Planta y, 5 años después, a Gerente de Operaciones de Atacama Kozan, a cargo de la Mina, Planta , Mantención Mecánica y Eléctrica. La verdad es que siempre he tenido un alto espíritu de superación, muy comprometida y trabajólica, me gustaba entregarme al 101% . Además era muy matea, leía los manuales, me gustaba aprender de las otras disciplinas como mecánica y eléctrica de los equipos. Junto a eso había estudiado vespertino, cuando trabajaba en Planta Matta, la ingeniería civil industrial, porque soñaba que en algún momento llegaría a ocupar un cargo gerencial, y así fue.

¿Esa seguridad viene, en parte, de la enseñanza del hogar?

Yo miro para atrás y veo a mi Padre como pilar fundamental, recuerdo que siendo niña jugaba bastante con niños a las “bolitas” , a los autos,  al trompo, etc. y mi papá siempre me acompañaba y el se sentía orgulloso cuando yo ganaba, y al ver su rostro me hacía sentir mucho más segura, a pesar de los reclamos que mi madre hacía… “No debes jugar con niños en el suelo, eres una señorita!!!”. Me da risa recordarlo y ella (mi madre) también lo recuerda entre risas.

Nunca tuve límites, mi padre hasta me enseñó a hacer arreglos eléctricos en la casa, yo lo acompañaba y veía como hacía todo, y en mi casa yo también he realizado arreglos. A pesar que con los años, el tiempo con los tuyos vale más y se prioriza, por lo que ahora se contrata a alguien.

MUJER LÍDER

Hace 3 años fundó la Asociación Gremial Mujeres Líderes de Copiapó, inspiración de una organización símil que está en Vallenar. Estamos en la era de la mujer, existen muchas instancias para crear conciencia de los derechos de las mujeres y tenemos que estar preparadas y preparar a otras mujeres al cambio. Me gusta ser un referente para las futuras generaciones y ser inspiración para otras mujeres”, comenta Yanine. Además, que también fue invitada y nominada como «Mujer Líder de las Américas», que organiza la Fundación Ciencias de la Documentación, operada desde España.

¿Cuál es el objetivo central de las Mujeres Líderes de Copiapó?

Buscamos generar espacios, para el crecimiento y desarrollo integral de la mujer Atacameña. despertar el reconocimiento de nuestras capacidades y salir de la zona de confort, también hay instancias para hacer una apertura de conciencia a los hombres.

Fomentamos tanto el emprendimiento como la mayor inclusión laboral femenina en las empresas de Atacama. En minería seguimos al debe con una baja participación de la mujer reflejada en sólo un 8%. Por eso, en Marzo de este año realizamos un seminario en conjunto con el diario Atacama sobre buenas prácticas laborales denominado “+ Mujeres, Iguala y aumenta valor en tu empresa”, en el que hicimos énfasis que en la diversidad se aumenta la inteligencia colectiva de los equipos de trabajo, aumentando el PIB de una región y del país. La inclusión femenina aporta con una mirada distinta  que hace más productivo a los equipos. No porque la mujer sea mejor que el hombre, sino que es en la diversidad donde crecen los equipos humanos y se desarrollan.

¿Sientes que estás en deuda como mujer líder?

En este acercamiento que generamos con las mujeres, para apoyarlas, incentivarlas y de compartir experiencias, existe una gran responsabilidad y en eso, siento en lo personal que como mujer líder tengo una gran deuda con los colegios, mi propósito futuro es poder trabajar con las nuevas generaciones, con las adolescentes, alentarlas y motivarlas a que más mujeres se acerquen al mundo de la minería que a mí tanto me apasiona.

Tras renunciar a su cargo de Gerente de Operaciones, por motivo de salud de familiares, Yanine Robledo sigue ligada al ámbito minero mediante asesorías. Lleva 4 años como independiente y hace un año en la Consultora 3A, en la ciudad de Copiapó. “Me gusta ser un aporte no solo en lo técnico, sino que también en el área social y ambiental, y estoy comprometida con los proyectos sostenibles y sustentables”, concluye.

 

Por Claudia Peñailillo Cronoro. 

Deja un comentario

error: Content is protected !!