Punto de vista

#ARTÍCULOS: Darwin y Mendel para entender la Educación en Atacama (II PARTE)

Hay infinitas posibilidades de educar para formar ciudadanos conscientes del modelo económico sin abandonar los valores. Al revisar los distintos instrumentos de gestión PEI, PME, Reglamento Interno de Convivencia de Formación Ciudadana, Seguridad de Evaluación de Inclusión etc., hay un sin fin de contradicciones, desarticulaciones y confusiones lógicas y conceptuales; creo que por la nebulosa (consciente o inconsciente) que hay entre educar y las condiciones del modelo de desarrollo. Los equipos Mineduc pueden y deben ver aquello, acompañar a los Establecimientos a  pensar en el mundo que tenemos, al mundo que vamos (como nos advierten Shoshana Zuboff y Evgeny Mozorov, cuando describen el capitalismo de la vigilancia o feudalismo tecnológico) y cómo podemos preparar a los estudiantes a construir su proyecto de vida. El asignaturismo o la asignatura por el puntaje, no está educando.

Es hora de distinguir entre un propósito educativo y un resultado de desempeño o una competencia. Es de imaginario colectivo que el propósito de educar es para mejorar resultados, incluso se declara explícitamente en los PME; un alumno no es un competidor, es un ente que está descubriendo y dándole significado a la vida y construyendo la suya. Hoy un estudiante está oprimido en un sistema asignaturista y no puede pensar mas allá de lo que se le pide que aprenda, es triste el caso de un alumno de Copiapó, que fue disciplinado en su liceo por explicarle a su profesora que estaba equivocada; hoy los estudiantes son controlados con las notas o mediciones (o las pruebas), lo más claro que tiene un alumno hoy es el calendario de pruebas, sus notas y la materia que tiene que estudiar y cuáles son más importantes para ser exitoso, sin detallar lo que significa o debería significar que la trayectoria educativa sea un sendero al éxito.

Necesitamos trabajar con los orientadores de la región con objetivo de un análisis curricular y desarrollo de recursos didácticos, para preparar a los alumnos en función el mundo que vivirán, sin abandonar la dimensión humana o valórica, es decir, cómo poder usar los principios del modelo económico de manera educativa y recursiva para un proyecto de vida se puede sentir como una caja negra, una oportunidad o una obligación.

Cuando cada colegio encuentre el real sentido de educar una de las tantas consecuencias positivas serán los resultados aprendizajes y los puntajes dejaran de ser los objetivos. Como dice la biblia (Mateo, 6:33), …»Busca primero el reino de Dios y su justicia y lo demás vendrá por añadidura«… sabias palabras que nos dicen: no te aferres a lo operativo resultadista o efectivista, sino dedícate a lo esencial inspirativo y trascendental; los grandes actores no son millonarios porque sus películas se vendan mucho, sino porque se han entregado a su arte, como su destino, como su sentido de vida, eso los hace atractivos magnéticos y por eso vamos al cine a verlos. Su dinero es una consecuencia, llegó solo.

Mi teoría es que si las comunidades educativas, entienden y promueven el real sentido de la educación, es decir, cuando el estudiante encuentre en el colegio un real espacio de contención y libertad, para pensar y construir su proyecto de vida, será sin duda un alumno motivado, inspirado e interesado en la realidad, y las asignaturas serán herramientas de construcción de su vida y no obligaciones ni tareas como hoy les decimos.

«cuando el estudiante encuentre en el colegio un real espacio de contención y libertad, para pensar y construir su proyecto de vida, será sin duda un alumno motivado, inspirado e interesado en la realidad»

Un alumno aprende se hace mejor persona, un futuro ciudadano; para ese alumno las pruebas y los puntajes SIMCE, PTU, PISA, etc. dejarán de ser un estresor, serán como el dinero de los grandes actores, y no consecuencia de horas de facsímiles, ensayos o entrenamiento, como ocurre hoy.

Apoyar en la articulación de los instrumentos de gestión y el sentido de la educación y la misión institucional de cada colegio, es como Orientación, demasiado clave hoy.

Creo que iniciar con revisar, cómo la orientación escolar y su currículum está construyendo factores protectores, cómo una escuela o colegio inclusivo, le da sentido de vida y motivación a los estudiantes, y nos hace entender a Goethe, cuando dijo:  …»trata a un ser humano como es y seguirá siendo lo que es, pero trátalo como puede llegar a ser y se convertirá en lo que está llamado a ser»…

Observar a Atacama con los ojos de la educación es para mí un deber y gran motivación.

Por Jerovan Castro Oporto

Mujeres, productoras y exportadoras

En ProChile hace cinco años se creó el programa “Mujer Exporta”, que contempla un conjunto de acciones diseñadas especialmente para impulsar, desarrollar y fortalecer el trabajo de empresas lideradas por

Leer más