Puntos de vista

En memoria de Diana Arón decimos basta de apologías a la violencia

En una nueva conmemoración del 11 de septiembre y gracias al espacio que la prensa les da, un grupo de indolentes vuelven a violentar a los/as muertas/os, desaparecidas/os o torturadas/os por la dictadura y sus familias, entre ellos la periodista Diana Arón, a quien le rendimos un homenaje. “Todavía en nuestro país hay personas que son capaces de rendir homenaje a un asesino”, escribió, en noviembre del 2011, la periodista María Eugenia Camus, en memoria de su colega Diana Arón. Hoy, a 46 años del Golpe Militar y tras conocer el repudiable inserto publicado en las páginas de El Mercurio, estas dolorosas palabras aun siguen vigentes. En la columna, publicada en El Mostrador, María Eugenia rindió un sentido homenaje a su amiga Diana, periodista, judía y militante del MIR, que a los 24 años fue torturada y asesinada por la dictadura de Augusto Pinochet. “Ella venia de Periodismo de la Universidad Católica. Yo de la Chile. No fue casual que optáramos por el periodismo: ambas creíamos que es una responsabilidad, con la sociedad, informar lo que sucede, con las armas de la verdad, moleste a quien moleste”, narró. Según María Eugenia, “Alba, su apodo como militante del MIR, o Úrsula,