Patricia Rivera, una lideresa de las letras y cultura en el Huasco

Un día cálido y primaveral nos recibe en Vallenar, ciudad donde llegamos a entrevistar a la escritora y gestora cultural, Patricia Rivera Figueroa. Con más 30 años de apoyo y promoción de la literatura y patrimonio de la Provincia del Huasco, su vocación ha llevado a considerarla como una verdadera “Lideresa del Desierto”.  

Patricia conoce lo que significa realizar a pulso la gestión cultural en Atacama. Sin ir más lejos, la encontramos en una exposición con su “Biblioteca Viva”, en el marco de una jornada cultural en Vallenar. Actualmente, divide su tiempo como apoyo en el Departamento de Cultura de la Municipalidad y atendiendo su afamado “Café Libros”, un rincón del centro vallenarino donde cualquier persona puede llegar a buscar literatura, conversación y mucha información.

La gestora  nos cuenta que desde pequeña estuvo ligada a la literatura, pese a que estudió dos carreras algo distintas a su actual ocupación: Dibujante Proyectista y Técnico Universitario en Prospecciones de Hidrogeología, a las cuales dedicó varios años de su vida luego de titularse. Sin embargo, la cultura siempre ha sido su pasión.

CULTURA Y PATRIMONIO

Patricia es una artista con una mente creativa, curiosa y que no para, pues su propósito es aportar para una comunidad más culturizada, con más cercanía al arte, la historia local, y con más inquietud por conocer de la literatura, especialmente a los autores regionales.

Con humildad nos cuenta que hoy existen iniciativas culturales tanto en Chile como en el extranjero que existieron mucho antes en Vallenar, y que ella misma ya desarrollaba, como el Café de las Artes, – espacio de camaradería  donde se dialogan diversa temáticas -, y la Biblioteca Viva, – exposición itinerante de libros y revistas regionales, donde además, se entrega información de autores y obras -.

Con una mirada más amplia, Patricia también analiza la realidad regional.

¿Qué le hace falta a la provincia desde el punto de vista cultural?

Creo que como creadores hacemos muchas cosas en el ámbito cultural, pero siento que nos falta mayor difusión de todas las actividades, quizá una gran cartelera cultural. No es solo folletería, redes sociales o prensa, tal vez necesitamos un organismo a modo de consultora, que nos ayude en la correcta difusión.

¿Consideras que el progreso económico  va en desmedro de la conservación patrimonial?

Probablemente las leyes no abarcan todo lo que nosotros quisiéramos. La  industria, la minería y la agricultura deben conjugarse para proteger nuestro patrimonio cultural y material.

¿Qué opinas de los movimientos ecologistas del valle del Huasco?

Si hay manifestaciones que buscan defender el territorio uno los puede apoyar, porque nosotros mismos también defendemos nuestro territorio a nuestra forma. Sin embargo,  creo que no debemos irnos a los extremos, y que se debe congeniar tanto la industria como el medioambiente, siendo protagonistas de la evolución.

EL HUASCO

Del poco tiempo que dispone Patricia, otra faceta que está llevando sin descanso es el desarrollo de diferentes talleres de lectura con escolares. También se ha preparado metódicamente, enseñando temáticas como patrimonio cultural o la oralidad de los pueblos indígenas.

¿Te consideras una lideresa en el ámbito cultural?

No lo sé, yo creo que he aportado en este ámbito, y he sido una cara visible. No sé si he sido un referente, pero siempre hemos compartido todo aquello que hemos ido recogiendo de los demás. Me siento responsable de compartir lo que he aprendido.

¿Cuáles son tus sueños?

Pedirle a la vida que me entregue lucidez, ganas y pasión por mis ideas y proyectos, como el Café Libros y la Biblioteca Viva de Atacama. El poder seguir trabajando para la comunidad sin esperar una retribución económica, sino más bien, seguir aportado a mi región de Atacama.

Patricia dialogando con lectores que visitan su Biblioteca Viva de Atacama.

Patricia Rivera no se detiene, – incluso acabo de publicar un libro recopilación de las historias en torno a Tololo Pampa -, y aunque su interés está en participar de todo, muchas veces no puede, y es natural, pues compatibilizar un reconocido liderazgo en materia cultural y dedicarse al trabajo en la Municipalidad de Vallenar, sólo lo puede realizar alguien con el nivel de compromiso con la labor social y cultural como el que posee esta talentosa mujer vallenarina.

Por Revista Letra Brava.

Proyecto «Lideresas del Desierto», ganador del Fondo de Medios de Comunicación Social Región de Atacama, 2019.

3 comentarios en “Patricia Rivera, una lideresa de las letras y cultura en el Huasco”

  1. Gracias lindo reportaje a mi tía, ella siempre me enseñó a leer y me llevo a compartir con los escritores desde adolescente, a tratar a todos por igual, y trabajar con pasión y servicio a los demás para construir una ciudad que sea rica en la integralidad de las artes,la cultura,el deporte, la tecnología y tantas cosas más que nos llenen de amor y paz.

  2. Agradecida por siempre de Patricia Rivera, acompañó hasta el último momento a mi madrecita, Sabina Cuadra; y siempre ha estado trabajando para que nuestro amado Vallenar salga ganador en cuanto a las letras y la cultura en general. Me gusta mucho que la puedan reconocer en vida.

Deja un comentario